Funeral de Estado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Un funeral de Estado es una ceremonia funeraria pública en honor de figuras políticas como los jefes de estado o del gobierno de una nación, y en ocasiones a otras personas de importancia nacional.[1]​ No debe confundirse un ‘funeral de Estado’ con un funeral católico.[2][3]

Ceremonial argentino[editar]

Por regla general, un funeral de Estado consiste en decretar duelo nacional por tres días, con el Pabellón Nacional a media asta en todos los edificios de administración pública. Suele permitirse la Bandera a media asta en algunas casas particulares, además de edificios públicos, como colegios o Reparticiones de las Fuerzas Armadas.

Si se tratare de algún Militar de Alto Rango, puede permitirse el Disparo de Salvas en la Escuela Matriz (sea del Ejército, la Armada o la Fuerza Aérea) a la que otrora perteneciera el Oficial fallecido.

En el caso de tratarse del deceso de una persona que hubiera ocupado un cargo electo en la administración pública, sin importar en cual de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo o Judicial) se hubiera desempeñado en su vida o al momento del deceso, se realizará un velorio público y de libre acceso en la sede correspondiente (Congreso Nacional en caso de Diputados y Senadores o la Casa Rosada en caso dd Presidentes y expresidente, por ejemplo), de forma que tanto el círculo íntimo, como también votantes y partidarios puedan darle el último adiós al fallecido.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Protocolo del funeral de Estado». protocolo.org. Consultado el 23 de febrero de 2018. 
  2. Bedoya, Juan G. (27 de abril de 2015). «Una misa no es un funeral de Estado». El País. Consultado el 23 de febrero de 2018. 
  3. Itumberri, Simón (24 de mayo de 2016). «Por qué son inaceptables los funerales de estado confesionales». laicismo.org. Consultado el 23 de febrero de 2018. 

Enlaces externos[editar]